“CACOS”: Caminar/Correr. La mejor manera de iniciarse o retomar la carrera a pie.

Pablo Cabeza Sánchez Running Dejar un comentario

Compartir

¿Nunca has corrido? ¿Vas a iniciar la temporada y después de un parón más o menos prolongado quieres reiniciar la carrera a pie?

  1. Corre progresivamente. Si nunca has corrido,  querer correr un kilómetro el primer día te puede ocasionar una lesión y mucha frustración. Comienza caminando dos minutos y sigue con carrera un minuto. Realiza esta rutina hasta que sumes 20 minutos. Después de una semana, puedes alternar dos minutos caminando otros dos corriendo hasta llegar a los 30 minutos. Ve aumentando el número de minutos en los que corras. Con esta técnica, mucha constancia y práctica pronto estarás corriendo  contínuo distancias largas.
  2. Mantente hidratado. No olvides tomar agua antes, durante y después de correr. Puedes llevar tu botella contigo y dar pequeños tragos de agua. Si tu ejercicio es prolongado y la humedad y el calor acucian, debes tomar sales.
  3. El ritmo tiene que ser cómodo para ti. La mejor recomendación es que, en los primeros días de cualquier plan de entrenamiento de iniciación a la carrera, vayas lo más lento posible y a partir de ahí vayas regulando. No termines los entrenamientos agotado. Entrenarse no es forzarse.  No estás preparado aún para ello y puedes acabar lesionándote.
  4. La mejor manera de readaptar tu sistema locomotor. Si acabaste la temporada y has estado un tiempo sin correr, la mejor manera de volver es alternar carrera y marcha. La carrera continua puede ser excesivamente dura si la prolongamos durante un tiempo demasiado dilatado en una sola sesión. Las pequeñas pausas caminando son un magnífico intermedio en la sobrecarga articular y ayudan en la progresiva adaptación.
  5. Un magnífico entrenamiento orgánico y por supuesto muscular. Un uso reiterativo de la musculatura da lugar a la aparición de fatiga prematura, en los estadíos prematuros de la preparación. El exatleta olímpico y reconocido entrenador americano, Jeff Galloway, observó que los “descansos” caminando, incluso para corredores veteranos en la primera etapa del entrenamiento de la temporada,   permiten conservar mejor los recursos, una recuperación más rápida, menos estrés, posibilidad de disfrutar de las endorfinas en los descansos, reducción de la temperatura corporal central y, por encima de todo, minimizar el riesgo de lesiones y sufrimiento.

 

Unete al club del “CACO” y aprende a disfrutar desde la base este noble arte de desplazarte por tus propios medios . Y si eres atleta o triatleta, seguro que descubrirás nuevos matices que desconocías y aprenderás a saborear mucho más la carrera a pie.

 


Compartir

Comentarios